China consigue la primera comunicación cuántica entre un satélite y la Tierra

<p style="text-align: justify;"><strong><em>Esta tecnolog&iacute;a que sirve para garantizar la comunicaci&oacute;n secreta de gobiernos, ej&eacute;rcitos, empresas o ciudadanos.</em></strong></p> <p style="text-align: justify;">Por primera vez en la historia, un equipo de cient&iacute;ficos chinos ha conseguido transmitir pares de part&iacute;culas de luz vinculadas por la propiedad cu&aacute;ntica del entrelazamiento entre un sat&eacute;lite y la Tierra. Este logro otorga a China una clara ventaja en el uso de la tecnolog&iacute;a cu&aacute;ntica, que en el futuro puede servir para construir una&nbsp;<strong><em>red de comunicaciones globales imposibles de ser hackeadas</em></strong><strong><em>.</em></strong></p> <p style="text-align: justify;">El entrelazamiento cu&aacute;ntico es una forma de vincular part&iacute;culas, en este caso fotones (part&iacute;culas de luz), que algunos cient&iacute;ficos comparan con el caso de los gemelos que son seperados al nacer. No importa la distancia que los separe, forman un&nbsp;<strong><em>sistema indivisible</em>&nbsp;</strong>y siempre hay algo que los mantiene unidos, por lo que si algo le pasa a uno se refleja inmediatamente en el otro.</p> <p style="text-align: justify;">Por eso, el entrelazamiento de estos fotones permite el env&iacute;o de informaci&oacute;n de manera segura, ya que es imposible interceptar uno de ellos sin que el ataque altere el otro fot&oacute;n, una tecnolog&iacute;a que sirve para garantizar la&nbsp;<strong><em>comunicaci&oacute;n secreta</em>&nbsp;</strong>de gobiernos, ej&eacute;rcitos, empresas o ciudadanos.</p> <p style="text-align: justify;">En el pasado ya se han realizado con &eacute;xito transmisiones de informaci&oacute;n con part&iacute;culas entrelazadas a trav&eacute;s de&nbsp;<strong><em>cables de fibra &oacute;ptica o del aire de la atm&oacute;sfera</em></strong>&nbsp;entre puntos separados por unos cien kil&oacute;metros, una distancia a partir de la cual la calidad de la se&ntilde;al se degrada en tierra por la p&eacute;rdida de fotones durante el trayecto. Sin embargo, esta p&eacute;rdida de informaci&oacute;n apenas se produce en el espacio, lo que permite extender las comunicaciones cu&aacute;nticas entre puntos separados por miles de kil&oacute;metros.</p> <p style="text-align: justify;">De acuerdo con los resultados&nbsp;publicados&nbsp;este jueves por la revista&nbsp;<em>Science</em>, el equipo chino fue capaz de enviar pares de fotones entrelazados desde el sat&eacute;lite de telecomunicaciones cu&aacute;ntico Micius a dos ciudades chinas separadas entre s&iacute; por<strong>&nbsp;<em>1.203 kil&oacute;metros</em></strong>. Al llegar a estos puntos se confirm&oacute; que los pares segu&iacute;an entrelazados y que no hab&iacute;an perdido informaci&oacute;n por el camino.</p> <p style="text-align: justify;"><strong><em>"Es un primer paso, un paso importante hacia la creaci&oacute;n de una red cu&aacute;ntica global"</em></strong>, asegur&oacute; el l&iacute;der del grupo de trabajo de la Universidad de Ciencia y Tecnolog&iacute;a de Hefei, Jian-Wei Pan. <strong><em>"Todos los m&eacute;todos anteriores se limitan a unos 100 kil&oacute;metros, por lo que solo pueden funcionar dentro de una ciudad. Si (con estas pruebas) una futura red cu&aacute;ntica puede ser establecida, la seguridad est&aacute; garantizada por las leyes de la f&iacute;sica, que son incondicionalmente seguras. Ser&aacute; beneficioso para todos los seres humanos"</em></strong>, agreg&oacute;.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Asunto capital para China</strong></p> <p style="text-align: justify;">En los &uacute;ltimos a&ntilde;os, la mejora de los sistemas de ciberseguridad se ha convertido en un asunto capital para China, que incluso ha introducido nuevas normativas destinadas a limitar la importaci&oacute;n de tecnolog&iacute;a proveniente de Estados Unidos despu&eacute;s de que Edward Snowden revelara que el pa&iacute;s americano realizaba<strong>&nbsp;<em>tareas de vigilancia globales</em>&nbsp;</strong>a trav&eacute;s del hardware que venden sus empresas.</p> <p style="text-align: justify;">Desde hace tiempo, el gigante asi&aacute;tico ha invertido ingentes recursos materiales y humanos en investigar la tecnolog&iacute;a cu&aacute;ntica y sus aplicaciones. Fruto de ellos fue el lanzmiento el pasado agosto del primer sat&eacute;lite cu&aacute;ntico, Micius, nombrado as&iacute; en honor a un cient&iacute;fico y &oacute;ptico de la civilizaci&oacute;n oriental que hace 2.500 a&ntilde;os invent&oacute; la primera c&aacute;mara oscura. El sat&eacute;lite se encuentra a unos 500 kil&oacute;metros de altitud y sobrevuela los detectores de fotones construidos en tres ciudades chinas -Delingha, Lijian y Urumqi- una sola vez al d&iacute;a durante unos minutos.</p> <p style="text-align: justify;">El &eacute;xito de estas pruebas pone a China por delante de Europa y Estados Unidos en este &aacute;rea de investigaci&oacute;n, lo que ratifica el hecho de que el pa&iacute;s no s&oacute;lo es una potencia econ&oacute;mica, sino tambi&eacute;n&nbsp;<strong><em>espacial y tecnol&oacute;gica</em></strong><em>.</em></p> <p style="text-align: justify;">En su informe anual sobre el Ej&eacute;rcito de China presentado la semana pasada en el Congreso, el Pent&aacute;gono estadounidense describi&oacute; el lanzamiento del sat&eacute;lite cu&aacute;ntico en agosto como "un notable avance en la criptograf&iacute;a". Aunque Washington tambi&eacute;n ha invertido en la investigaci&oacute;n de este campo, ha concentrado m&aacute;s su atenci&oacute;n y recursos en el estudio de la computaci&oacute;n cu&aacute;ntica. Mientras, los f&iacute;sicos europeos han desarrollado muchas de las teor&iacute;as y pr&aacute;cticas que subyacen al<strong>&nbsp;<em>cifrado cu&aacute;ntico</em></strong>, pero sus hom&oacute;logos chinos est&aacute;n financiados con muchos m&aacute;s recursos por parte de sus gobierno, lo que les est&aacute; dando ventaja.</p> <p style="text-align: justify;">"Este tipo de experimentos no son f&aacute;ciles de hacer, incluso dentro de los confines controlados de un entorno de laboratorio. Hacerlo entre dos ubicaciones remotas de tierra y un sat&eacute;lite volando por encima a una velocidad de miles de kil&oacute;metros por hora es alucinantemente dif&iacute;cil", alab&oacute; el f&iacute;sico del Instituto Nacional de Est&aacute;ndares y Tecnolog&iacute;a de Boulder, Martin Stevens, al diario The Guardian.</p> <p style="text-align: justify;">Est&aacute; previsto que, en los pr&oacute;ximos meses, el equipo liderado por Jian presente los resultados de un<strong>&nbsp;<em>segundo experimento de comunicaci&oacute;n intercontinental&nbsp;</em></strong>con informaci&oacute;n encriptada en fotones entrelazados entre China y Europa. Si el resultado es positivo, el pa&iacute;s asi&aacute;tico tiene en mente poner en marcha una red global de sat&eacute;lites de comunicaci&oacute;n cu&aacute;ntica que podr&iacute;a estar operativa hacia 2030.</p> <p>Fuente:elmundo</p>