Roger Federer se corona por octava vez en Wimbledon

<p style="text-align: justify;">Las razones por las que Roger Federer es el tenista m&aacute;s grande de la historia van m&aacute;s all&aacute; de sus resultados. El suizo, que el 8 de agosto cumple 36 a&ntilde;os, se borr&oacute; de toda la gira de tierra batida para llegar en plenitud de condiciones al asalto de su octavo entorchado en Wimbledon.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>El tiempo le ha dado la raz&oacute;n y Federer se ha impuesto este domingo a Marin Cilic por 6-3, 6-1 y 6-4, en 1 hora y 41 minutos, para cerrar un glorioso c&iacute;rculo. Y es que el primero de sus ya 19 'Grand Slam' fue en el torneo brit&aacute;nico en 2003. Para encontrar su &uacute;ltimo triunfo en la Catedral del tenis hab&iacute;a que remontarse a 2012, cuando se impuso a Andy Murray en cuatro mangas. Lloraba el vencedor de emoci&oacute;n despu&eacute;s de terminar su exhibici&oacute;n con el octavo servicio directo.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Las dos finales de los cuadros individuales de Wimbledon pasar&aacute;n a la historia porque no hubo historia en ninguno de los dos partidos. Si Garbi&ntilde;e Muguruza se impuso en dos sets a Venus Williams, cerrando con un rosco final y sumando los &uacute;ltimos nueve juegos, el helv&eacute;tico hizo una especie de imitaci&oacute;n de la espa&ntilde;ola en la lucha por el t&iacute;tulo que le enfrent&oacute; a Marin Cilic.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">FUENTE EXTERNA.</p>