Conoce las nuevas tradiciones para despedir al año viejo

<p style="text-align: justify;"><b>Canc&uacute;n, Q. Roo.-&nbsp;</b>Con la prohibici&oacute;n de cohetes y pirotecnia, nuevas tendencias surgen en torno a la tradicional quema del a&ntilde;o viejo, uno que se realiza de trapo, y que es incinerado para despedir al a&ntilde;o viejo y darle la bienvenida al nuevo.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Hoy son pocas las personas que a&uacute;n contin&uacute;an con esta tradici&oacute;n, pues hay quienes han decidido reemplazarla por pi&ntilde;atas en forma de viejitos.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Aunque esta nueva tendencia lleva realiz&aacute;ndose apenas hace unos cuantos a&ntilde;os, comerciantes de estos productos se&ntilde;alan que a&ntilde;o tras a&ntilde;o crece m&aacute;s su aceptaci&oacute;n entre la poblaci&oacute;n. &nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Y es que cabe recordar que el 31 de diciembre, cuando las doce campanadas anuncien la llegada del Nuevo A&ntilde;o, las calles arden con los mu&ntilde;ecos del a&ntilde;o viejo, que representa b&aacute;sicamente el a&ntilde;o que termina, elaborado con ropa vieja, cart&oacute;n o papel, relleno de paja o aserr&iacute;n y con frecuencia con artefactos pirot&eacute;cnicos.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Los mu&ntilde;ecos pueden representar a los acontecimientos o personajes m&aacute;s significativos, sobre todo negativos, del a&ntilde;o transcurrido, y su incineraci&oacute;n a la medianoche del 31 de diciembre es un ritual de purificaci&oacute;n para alejar la mala suerte, adem&aacute;s es una transici&oacute;n pues tambi&eacute;n se celebra la llegada del nuevo a&ntilde;o.</p>