<p>&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Playa del Carmen, Q. Roo.- </strong>No solamente la violencia se combate con balas, sino tambi&eacute;n con el arte que sale de las manos de muralistas urbanos que andan al acecho de una pared, para mostrar a los sentidos una imagen m&aacute;s agradable de las calles playenses en esta ocasi&oacute;n, una opaca pared ubicada en la avenida 40 y calle 34 fue transformada en un mural, que de acuerdo con Omar, conocido en el ambiente del arte urbano como Grasski, es importante porque si la gente no va a los museos, entonces el arte debe de llegar a las calles.</p> <p style="text-align: justify;"><u>Trabajando con latas de aerosol para dar forma a las figuras que compondr&aacute;n este mural, Aldo, conocido como Panic, coment&oacute; que a veces se topan con dificultades para conseguir los lienzos, que son las bardas, porque la expresi&oacute;n del grafiti urbano es en ocasiones satanizado.</u></p>