<p style="text-align: justify;"><strong>Tul&uacute;m, Q. Roo.- </strong>La v&iacute;a estatal Tulum-Cob&aacute; de 52 kil&oacute;metros de longitud que diariamente es utilizada por cientos de veh&iacute;culos particulares y de transporte tur&iacute;stico para llegar hasta la ciudad cultural de Valladolid, Chichen Itz&aacute;, entre otros, <u><strong>est&aacute; sin se&ntilde;alamientos de vialidad y rallas precautorias, arbustos crecidos en ambos lados, adem&aacute;s restos de material de construcci&oacute;n regados sobre la misma, situaciones que la han convertido de algo riesgo.</strong></u></p> <p style="text-align: justify;"><u>Lo antes expuesto por taxistas y automovilistas locales, sobre todo por la empresa constructora que excav&oacute; unas zanjas de cuando menos 8 kil&oacute;metros de largo dejando escombro en gran cantidad sobre un carril de la v&iacute;a, la cual ha levantado algunas inconformidades contra autoridades correspondientes quienes nada han hecho para poner los respectivos se&ntilde;alamientos y descubrir las orillas de la v&iacute;a.</u></p> <p style="text-align: justify;">Sobre muchos tramos de esta misma carretera desde Tulum hasta Cob&aacute;, <strong>se han convertido en una selva a causa de los arbustos y hierbas que ocultan incluso las pocas se&ntilde;ales de tr&aacute;fico, poniendo en riesgo la seguridad de los conductores y muchas veces de turistas que circulan en bicicletas.</strong></p> <p style="text-align: justify;">De acuerdo con personas que circulan en veh&iacute;culos propios, taxis, combis y autobuses la peligrosidad de la carretera no es una novedad y desde principios de la d&eacute;cada se han emprendido proyectos para mejorarla.</p>

Salarios de hambre