Restaurantes operan a 30 por ciento de su capacidad

<p style="text-align: justify;"><strong>Tulum, Q. Roo.-</strong> La mayor&iacute;a de los negocios tradicionales y de encanto establecidos en Tulum, propiedad de nativos y de gente bien arraigada, como lo es el caso del emblem&aacute;tico restaurante &lsquo;Don Cafeto&rsquo;, ahora est&aacute;n sobreviviendo tras el desconfinamiento, pues apenas se est&aacute;n adaptando a la &ldquo;nueva normalidad&rdquo; y todos est&aacute;n abriendo y atendiendo a los comensales en un 30 por de su capacidad, dice el empresario gastron&oacute;mico Germ&aacute;n Gallegos Cruz, el ilustr&iacute;simo Don Cafeto.</p> <p style="text-align: justify;">El popular Don Cafeto, destac&oacute; que no queda de otra, todos tienen que adaptarse a los nuevos lineamientos para poder seguir operando, que la recuperaci&oacute;n va a ser muy lenta, y lastimosamente calcula que ser&aacute; de aqu&iacute; a enero de 2021, adem&aacute;s remat&oacute; lamentando que muchos negocios no podr&aacute;n sobrevivir a la crisis econ&oacute;mica.</p> <p style="text-align: justify;">El rubro gastron&oacute;mico es uno de los m&aacute;s golpeados en Tulum por la crisis econ&oacute;mica, producto del aislamiento, la mayor&iacute;a baj&oacute; sus ventas mientras deben mantener los costos b&aacute;sicos de los comercios como servicios y alquiler.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Los locales dedicados a la venta de comida han tenido que adaptarse a las nuevas medidas por el Covid-19, y es que, aunque el sector empresarial celebr&oacute; la reactivaci&oacute;n econ&oacute;mica, la realidad es que las ventas no son las esperadas, pues se registra siempre poca afluencia.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Asimismo, se ha constatado que algunos de los estragos que ha dejado la emergencia sanitaria en Tulum, pues en diferentes rumbos se encuentran muchos locales a la renta, toda vez que, durante estos meses de confinamiento, los arrendados prefirieron cerrar sus negocios, entregando el espacio en el que se encontraban ubicados, para as&iacute; poder eliminar un gasto fijo que no se pod&iacute;a solventar al estar cerrado el establecimiento.</p>