Desplazados de Guerrero cumplen 14 días frente a Palacio Nacional; los niños empiezan a enfermar

<p style="text-align: justify;"><strong>Noticias canal 10.-</strong> Mar&iacute;a, quien viv&iacute;a en la comunidad de Filo de Caballos, en el municipio de Leonardo Bravo en el estado de Guerrero, lleg&oacute; hasta Palacio Nacional&nbsp;donde una veintena de ni&ntilde;os corre a la improvisada cocina para pedir su desayuno en este campamento.</p> <p style="text-align: justify;">Ella tiene dos hijos adolescentes y no quiere que sean captados por grupos que tienen tomadas algunas localidades de la cabecera municipal de Chichihuaulco, raz&oacute;n por la cual desde hace cuatro meses sac&oacute; unas mudas de ropa y dej&oacute; su casa y todas sus pertenencias para huir de la violencia; <strong>&ldquo;desde noviembre del a&ntilde;o pasado todo eran balaceras&rdquo;, dijo.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Mientras, en el campamento, algunas mujeres preparaban afanosas huevo con frijol, calientan tortillas y distribuyeron alimentos a los ni&ntilde;os que ya jugaban desde temprano en el sue<strong>lo, as&iacute; como a los padres de &eacute;stos, quienes buscan ayuda del gobierno federal&nbsp;para resolver su situaci&oacute;n.</strong></p> <p style="text-align: justify;">En respuesta, personal del subsecretario de Derechos Humanos, Poblaci&oacute;n y Migraci&oacute;n,&nbsp;Alejandro Encinas, <strong>se acerc&oacute; el viernes pasado a los desplazados a quienes les asegur&oacute; que el pr&oacute;ximo lunes 4 de marzo tendr&iacute;an una respuesta.</strong></p> <p style="text-align: justify;">En el&nbsp;campamento no&nbsp;tienen agua, ni comida, por lo que entre todos cooperan para la compra de alimentos, en tanto que algunos contingentes salen hacia la caseta de cobro de Tlalpa en la carretera M&eacute;xico-Cuernavaca para hacer trabajo de boteo y recaudar algunos fondos.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">Fuente: <em>Animal Pol&iacute;tico&nbsp;</em></p>