Trump condena ataques "de odio", tras dos años de mensajes racistas

<p style="text-align: justify;"><strong>Noticias Canal 10.-&nbsp;</strong>Nueva York. El presidente Donald Trump se vio obligado ayer a denunciar lo que &eacute;l mismo ayud&oacute; a fomentar: la violencia racista y terrorismo de supremacistas blancos. Aunque en sus primeros comentarios en persona sobre los dos tiroteos masivos de este fin de semana que sacudieron a este pa&iacute;s conden&oacute; las&nbsp;<em><strong><q>ideolog&iacute;as</q></strong></em>&nbsp;de odio, se neg&oacute; a aceptar responsabilidad alguna en lo que ya muchos califican de grave problema de&nbsp;<strong><em><q>terrorismo dom&eacute;stico</q></em></strong>&nbsp;de nacionalistas blancos en Estados Unidos.</p> <blockquote> <p style="text-align: justify;"><strong><q>En una voz, nuestra naci&oacute;n debe condenar el racismo, la intolerancia y la supremac&iacute;a blanca. Estas ideolog&iacute;as siniestras tienen que ser derrotadas. El odio no tiene lugar en Estados Unidos</q>,</strong> declar&oacute; en la Casa Blanca, donde ley&oacute; de manera seca y sin gran emoci&oacute;n un texto preparado.</p> </blockquote> <p style="text-align: justify;">Fue notable que Trump y su equipo decidieran que esta vez era pol&iacute;ticamente necesario condenar la supremac&iacute;a blanca y el racismo, algo que casi nunca sucede. Pero el presidente no acept&oacute; ninguna responsabilidad por los dos a&ntilde;os de sus propios mensajes festejados por nacionalistas blancos, neonazis y antimigrantes. <strong>Tampoco ofreci&oacute; ninguna propuesta para imponer controles m&iacute;nimos sobre las armas de fuego; algo que una abrumadora mayor&iacute;a de estadunidenses favorece, seg&uacute;n encuestas</strong>, y que legisladores dem&oacute;cratas han promovido en proyectos de ley que se encuentran estancados en el Congreso por la oposici&oacute;n republicana.</p> <p style="text-align: justify;">De hecho, el presidente declar&oacute; que la culpa en este fen&oacute;meno de tiroteos masivos no son las armas, sino Internet y las redes sociales. Estos canales, afirm&oacute;, ofrecen&nbsp;<em><strong><q>una avenida peligrosa para radicalizar mentes perturbadas y realizar actos dementes</q></strong></em>, obviamente sin referirse a c&oacute;mo &eacute;l y su r&eacute;gimen han utilizado a estas&nbsp;<em><strong><q>avenidas</q></strong></em>&nbsp;para propagar mensajes racistas y antimigrantes.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Tambi&eacute;n responsabiliz&oacute; a los juegos de video violentos</strong> y a las enfermedades mentales por este tipo de actos (algo que es falso: expertos han concluido que no hay tal v&iacute;nculo entre enfermedad mental o violencia en videos con tiroteos masivos).</p> <p style="text-align: justify;">Descart&oacute; que las armas sean parte del problema.<em><strong>&nbsp;<q>La enfermedad mental y el odio jalan el gatillo, no la arma</q>,</strong></em> sostuvo.</p> <p style="text-align: justify;">Poco despu&eacute;s, la Asociaci&oacute;n Nacional del Rifle &ndash;<strong>cuyos puntos en este debate eterno repiti&oacute; Trump</strong>&ndash; elogi&oacute; el mensaje presidencial.</p> <p style="text-align: justify;">Agrupaciones a favor del control de armas criticaron la respuesta, al se&ntilde;alar que otros pa&iacute;ses tambi&eacute;n tienen videos violentos, redes sociales y problemas de salud mental, pero que Estados Unidos es &uacute;nico en el mundo avanzado &ndash;y <strong>aun a nivel internacional&ndash; que tiene el problema de frecuentes tiroteos masivos</strong> (m&aacute;s de uno cada d&iacute;a en promedio) y permite a sus residentes un acceso incre&iacute;blemente f&aacute;cil a las armas.</p> <p style="text-align: justify;">La matanza en El Paso, Texas, el s&aacute;bado, cuyo saldo subi&oacute; a 22 muertes y m&aacute;s de dos decenas de heridos, seguida unas 13 horas despu&eacute;s con otro tiroteo masivo en Dayton, Ohio, <strong>con nueve muertos y otros 27 heridos, contin&uacute;a sacudiendo al pa&iacute;s, incluida la clase pol&iacute;tica.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Aunque a&uacute;n no se ha detectado el motivo del tiroteo de Dayton (el responsable, otro joven blanco, muri&oacute;), en el caso de El Paso, Patrick Crusius, de 21 a&ntilde;os, dej&oacute; en claro su motivaci&oacute;n. Anunci&oacute; por escrito poco antes que su acci&oacute;n era en respuesta a la&nbsp;<em><strong><q>invasi&oacute;n hispana</q></strong></em>&nbsp;de Texas, repiti&oacute; frases del vocabulario de Trump, y se reporta que luego de su captura por polic&iacute;as coment&oacute; que su prop&oacute;sito era<strong><em>&nbsp;<q>matar tantos mexicanos como fuera posible</q>.</em></strong></p> <p style="text-align: justify;">Por ello, las autoridades indicaron que estaban considerando el delito como un<strong>&nbsp;<q>crimen de odio</q></strong>&nbsp;racial y como un atentado de&nbsp;<em><strong><q>terrorismo dom&eacute;stico</q>.</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">De hecho, en sus comentarios, Trump envi&oacute;&nbsp;<q>condolencias de nuestra naci&oacute;n al presidente Andr&eacute;s Manuel L&oacute;pez Obrador, y a todo el pueblo de M&eacute;xico por la p&eacute;rdida de sus ciudadanos en el tiroteo de El Paso</q>.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Una y otra vez, cr&iacute;ticos se&ntilde;alaron, despu&eacute;s de los atentados en El Paso y Dayton,</strong> que Trump ignor&oacute; las advertencias de que sus palabras estaban invitando a la violencia de esta naturaleza y reh&uacute;sa reconocer que los cr&iacute;menes de odio y actos de terrorismo dom&eacute;stico vinculado con la supremac&iacute;a blanca se han incrementado durante su presidencia, seg&uacute;n datos de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).</p> <p style="text-align: justify;">Muchos recordaron que durante las &uacute;ltimas semanas Trump hab&iacute;a intensificado sus ataques abiertamente racistas contra legisladores federales minoritarios y sus comunidades, acus&aacute;ndolos de&nbsp;<em><strong><q>traici&oacute;n</q></strong></em>&nbsp;y repitiendo sus frases favoritas sobre la&nbsp;<em><strong><q>invasi&oacute;n</q></strong></em>de inmigrantes latinoamericanos, vocabulario usado por el atacante de El Paso.</p> <p style="text-align: justify;">En mayo, recordaron otros, en medio de un mitin pol&iacute;tico en Florida, Trump pregunt&oacute;:&nbsp;<em><strong><q>&iquest;C&oacute;mo podemos parar a esta gente?</q></strong></em>, en referencia a los migrantes, y uno de sus fan&aacute;ticos grit&oacute;:&nbsp;<em><strong><q>disparen contra ellos</q></strong></em>; el presidente respondi&oacute; s&oacute;lo con una risita.</p> <blockquote> <p style="text-align: justify;"><strong><q>Mientras sus ra&iacute;ces modernas anteceden al gobierno de Trump por varias d&eacute;cadas, el nacionalismo blanco ha obtenido una legitimidad general durante el periodo de Trump en el puesto</q></strong>, escribi&oacute; ayer en su editorial el&nbsp;<em>New York Times&nbsp;</em>al argumentar que el pa&iacute;s tiene que enfrentar el&nbsp;<q>problema de terrorismo de nacionalistas blancos</q>&nbsp;tanto aqu&iacute; como a escala internacional. Recomienda que debe ser atacado de la misma manera e intensidad como se ha hecho contra los&nbsp;<strong><q>terroristas isl&aacute;micos radicales</q></strong>desde el 11-S.</p> </blockquote> <p style="text-align: justify;">Vale reportar, en este contexto, que este lunes Cesar Sayoc, ferviente fan&aacute;tico del presidente, quien envi&oacute; dispositivos explosivos a cr&iacute;ticos y opositores de Trump en 2018 &ndash;incluyendo a Barack Obama, George Soros, CNN, Hillary Clinton, varios legisladores federales dem&oacute;cratas, y el actor Robert de Niro&ndash;, fue sentenciado a 20 a&ntilde;os de prisi&oacute;n. Sus abogados hab&iacute;an argumentado que, como fan&aacute;tico seguidor de Trump con problemas mentales,&nbsp;<strong><q>la ret&oacute;rica del presidente contribuy&oacute; al comportamiento de Sayoc</q>.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Despu&eacute;s de dos a&ntilde;os de declaraciones sobre el grave peligro, incluso de<strong><em>&nbsp;<q>terrorismo</q></em></strong>, que representan los inmigrantes que&nbsp;<strong><q>invaden</q></strong>&nbsp;Estados Unidos, con el atentado en El Paso resulta que el peligro real en este pa&iacute;s son hombres angloestadunidenses nutridos por la ret&oacute;rica de odio, nacionalismo blanco y antimigrante del r&eacute;gimen actual en Washington.</p> <p style="text-align: justify;"><u>Fuente: La Jornada.</u></p>