Trump no acepta que la mortandad en EU pudo acotarse

<p style="text-align: justify;"><strong>Noticias Canal 10.-&nbsp;</strong>Ante los hechos de que su manejo de la pandemia provoc&oacute; decenas de miles de muertes evitables y m&aacute;s de 38 millones de desempleados nuevos en &uacute;nicamente nueve semanas, <strong>Donald Trump no s&oacute;lo reh&uacute;sa aceptar la responsabilidad, sino que contin&uacute;a culpando a todos los dem&aacute;s</strong>, sobre todo a China, del desastre que su gobierno provoc&oacute;.</p> <p style="text-align: justify;">Por lo menos 36 mil muertes podr&iacute;an haberse evitado si se hubieran implementado medidas de distanciamiento social tan s&oacute;lo una semana antes de que las autoridades finalmente lo hicieron, <strong>seg&uacute;n una nueva investigaci&oacute;n de expertos desalud p&uacute;blica de la Universidad de Columbia.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Si hubieran actuado dos semanas antes, a partir del 1&ordm; de marzo, en lugar de a mediados de ese mes como fue el caso, 83 por ciento de las muertes se huberian evitado &ndash;unas 54 mil&ndash; seg&uacute;n los expertos, report&oacute;&nbsp;<em>The New York Times</em>&nbsp;en su primera plana.</p> <p style="text-align: justify;">El presidente Donald Trump, ante la acumulaci&oacute;n de evidencias, como &eacute;sta entre otras, de que su respuesta tard&iacute;a y mal coordinada cost&oacute; decenas de fallecimientos de estadunidenses y una crisis econ&oacute;mica que, con las nuevas cifras oficiales semanales emitidas hoy, <strong>ha dejado a m&aacute;s de 38.6 millones de desempleados, contin&uacute;a acusando a todos menos a s&iacute; mismo del desastre.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Para lograrlo ha distorsionado la narrativa de c&oacute;mo surgi&oacute; y se desarroll&oacute; el Covid-19</strong> y llev&oacute; a su pa&iacute;s a ser el epicentro mundial de la pandemia. La l&iacute;nea de tiempo ha sido reportada por varios medios, con diferentes aspectos y documentos, pero todos comprueban la falsedad y enga&ntilde;o de la historia oficial propagada por el gobierno de Trump.</p> <p style="text-align: justify;">Durante enero y febrero &ndash;a pesar de numerosas advertencias por sus propios asesores, de los chinos y de la Organizaci&oacute;n Mundial de Salud (OMS)&ndash; Trump insiti&oacute; en que el virus no era nada grave, que todo estaba<strong><em>&nbsp;<q>bajo control</q></em></strong>&nbsp;y que Estados Unidos ten&iacute;a la capacidad para manejar el contagio, y esper&oacute; hasta el 13 de marzo &ndash;despu&eacute;s de d&iacute;as de autoelogiar su manejo del Covid-19&ndash; para declarar una emergencia a escala nacional.</p> <p style="text-align: justify;">En respuesta a la pregunta sobre si su gobierno se hab&iacute;a preparado adecuadamente con suficientes pruebas diagn&oacute;sticas y equipo m&eacute;dico, respondi&oacute;:&nbsp;<em><strong><q>yo no asumo ninguna responsabilidad</q>.</strong></em> Poco despu&eacute;s, Estados Unidos se convirti&oacute; en el epicentro mundial de la pandemia.</p> <p style="text-align: justify;">Trump ahora declara que<em><strong>&nbsp;<q>nadie</q>&nbsp;</strong></em>le inform&oacute;, que&nbsp;<em><strong><q>nadie</q></strong></em>&nbsp;podr&iacute;a haber pronosticado el desastre, y que a pesar de ello nadie nunca ha manejado una crisis tan bien como &eacute;l mientras no ha dejado de culpar a todos los dem&aacute;s &ndash;en particular a China&ndash; por la peor crisis de salud y econ&oacute;mica en casi un siglo.</p> <p style="text-align: justify;">De hecho, un memor&aacute;ndum del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca fechado el 20 demarzo, nueve d&iacute;as despu&eacute;s de que la OMS declar&oacute; una pandemia mundial, instruye a funcionarios estadunidenses acusar a China de haber encubierto la pandemia y desinformar al mundo, y a la vez insta a elogiar la respuesta estadunidense demostrando que&nbsp;<em><strong><q>son los humanitarios m&aacute;s grandes que el mundo jam&aacute;s ha conocido</q></strong></em>, seg&uacute;n el cable del Departamento de Estado obtenido y publicado por&nbsp;<em>The Daily Beast</em>&nbsp;en marzo. El ataque de Trump contra China, explica el periodista Vijay Prashad en&nbsp;<em>Peoples Dispatch</em>, es<strong><em>&nbsp;<q>parte integral de la agenda del gobierno estadunidense de desplazar su propia incompetencia a China, y asegurar que &eacute;sta no reciba cr&eacute;dito ni beneficios asociados en el &aacute;mbito mundial por su propia respuesta &aacute;gil</q>&nbsp;</em></strong>a la crisis de salud p&uacute;blica. Prashad se&ntilde;ala que fue Pek&iacute;n quien r&aacute;pidamente inform&oacute; tanto a la OMS a fines de diciembre y al gobierno estadunidense el 3 de enero sobre el peligro que representaba el virus.</p> <p style="text-align: justify;">A mediados de marzo, se hab&iacute;an registrado 88 muertes en Estados Unidos, un mes despu&eacute;s esa cifra superaba 50 mil &ndash;mucho m&aacute;s queen China&ndash; y el pron&oacute;stico es que superar&aacute; 100 mil muertes para fines de este mes. Trump continu&oacute; con su narrativa antichina esta semana, reiterando por tuit que ese poder asi&aacute;tico est&aacute; promoviendo&nbsp;<em><strong><q>una campa&ntilde;a masiva de desinformaci&oacute;n</q></strong></em>&nbsp;sobre su manejo de la pol&iacute;tica sanitaria, para&nbsp;<em><strong><q>intentar desesperadamente desviar el dolor y carnicer&iacute;a que su pa&iacute;s propag&oacute;</q>.</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">Mientras tanto, proclam&oacute; que este pa&iacute;s&nbsp;<strong><em><q>est&aacute; en la transici&oacute;n de regreso a la grandeza</q></em></strong>, cuando se reportaban miles de m&aacute;s muertes y millones m&aacute;s de desempleados.</p> <p style="text-align: justify;"><u>Fuente: La Jornada.</u></p>