<p style="text-align: justify;"><strong>Chetumal, Q. Roo.-</strong> Aunque la Ley para la Prevenci&oacute;n, Gesti&oacute;n Integral y Econom&iacute;a Circular de los Residuos en Quintana Roo, establece la obligatoriedad de separar la basura en org&aacute;nica e inorg&aacute;nica, la realidad es que en la capital no existe una cultura para llevarlo a cabo, afirma Jos&eacute; Luis Guevara Franco, Maestro de la carrera de Ingenier&iacute;a ambiental de la UQROO.</p> <p style="text-align: justify;">Destac&oacute; que, <strong>aunque el municipio est&aacute; en su derecho de cobrar por la recolecta, el problema est&aacute; en la calidad del servicio que presta y si se va a ejercer el recurso para ese servicio, temas que afirm&oacute; se abordar&aacute;n en foro &ldquo;Gesti&oacute;n y Destino Final de la Basura en Quintana Roo, caso Chetumal&rdquo;.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Guevara Franco, destac&oacute; que la atenci&oacute;n al tema de la basura le compete a todos, ya que ninguna acci&oacute;n que se emplee servir&aacute; si alg&uacute;n sector no colabora.&nbsp;&nbsp;</p>