<p><strong>Playa del Carmen, Q. Roo.- </strong>Dice el dicho y dice bien camar&oacute;n que se duerme se lo lleva la corriente o lo que es lo mismo si se enfiesta en Playa del Carmen no se duerma en el rinc&oacute;n de un estacionamiento de una tienda de conveniencia a un costado de Palacio Municipal, porque a cuerpo dormido se le puede pasar b&aacute;scula, tal como ocurri&oacute; al filo del mediod&iacute;a de este mi&eacute;rcoles cuando un ciudadano, no se sabe si local o turista, dorm&iacute;a a rienda suelta la borrachera y fue robado por un integrante del llamado escuadr&oacute;n de la muerte.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Captado justo en el momento por las c&aacute;maras de notivision, el amante de lo ajeno se aproxima a su v&iacute;ctima y tras verificar que se encuentra perdido por los influjos del alcohol, comienza a bolsearlo, extrayendo de uno de los bolsillos de su pantal&oacute;n tres billetes de 20 pesos y una tarjeta de cr&eacute;dito American Express plateada.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Al captar el il&iacute;cito, las c&aacute;maras persiguieron al ladr&oacute;n quien al verse descubierto se neg&oacute; en primer lugar a regresar y devolver lo robado y luego termin&oacute; arrojando el bot&iacute;n al piso para emprender la huida.</p> <p style="text-align: justify;"><u>Al regresar a devolverle sus pertenencias, la alcoholizada v&iacute;ctima, sin poder pronunciar palabra, apenas pudo meter su tarjeta y sus billetes a sus bolsillos, antes de emprender, sin saber hacia donde dirigirse, con incierto paso su caminata con rumbo desconocido.</u></p>