Joven es victima de discriminación, abuso y acoso por elementos policiales

<p style="text-align: justify;"><strong>Chetumal, Q. Roo.-&nbsp;</strong>Un joven en Chetumal es v&iacute;ctima de discriminaci&oacute;n, abuso policial y acoso por elementos de la polic&iacute;a estatal. Por el simple hecho de haber sido limpiaparabrisas en las calles de la ciudad y con ello vestir humildemente fueron motivos para que un joven sufra abuso y tortura en dos ocasiones de parte de agentes de la Polic&iacute;a Quintana Roo.</p> <p style="text-align: justify;">Ahora sufre las secuelas f&iacute;sicas por golpes internos y carece de recursos para tratarse con un especialista m&eacute;dico. Aun as&iacute; vive temeroso de volver a sufrir los ataques, pues cada vez que es visto por los elementos preventivos sufre amenazas contra su integridad. Wilbert Le&oacute;n indic&oacute; que antes de trabajar como alba&ntilde;il limpiaba parabrisas en las calles para mantener a su esposa y cuatro hijos.</p> <p style="text-align: justify;">Fue detenido en dos ocasiones por la Polic&iacute;a Quintana Roo so argumento de que ciudadanos se quejaron de &eacute;l porque seg&uacute;n incurri&oacute; en actos delictivos. La &uacute;ltima vez fue &ldquo;semidesnudado&rdquo; en las instalaciones de la C&aacute;rcel Municipal de Oth&oacute;n P. Blanco, donde le colgaron de los pies y los agentes le golpearon con sus armas y hasta &ldquo;una manopla&rdquo;, denunci&oacute;.</p> <p style="text-align: justify;">Sufri&oacute; lesiones en el cuerpo y golpes internos. Durante tres d&iacute;as &ldquo;evacu&oacute;&rdquo; sangre. Requiere de un tratamiento m&eacute;dico pero la falta de recursos le impide llevarle. Reconoci&oacute; temer un nuevo ataque de los agentes, sin embargo tambi&eacute;n relat&oacute; no estar dispuesto a tolerar m&aacute;s abusos. Solicit&oacute; la intervenci&oacute;n de la Comisi&oacute;n de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo) para acabar con el hostigamiento que sufre.</p> <p style="text-align: justify;">Asimismo, asesor&iacute;a para proceder ante el Ministerio P&uacute;blico (MP) y Direcci&oacute;n de Asuntos Internos (DAI) de la Secretar&iacute;a Estatal de Seguridad P&uacute;blica (SESP), pues tiene identificados a sus agresores</p>