Había maestras involucradas (caso Cumbres II)

<p style="margin: 0cm 0cm 8pt; text-align: justify;"><span style="font-size:16px;"><span style="line-height:107%"><span style="font-family:Calibri,sans-serif"><strong>Noticias Canal 10.- Canc&uacute;n, Q. Roo.-</strong> Los se&ntilde;alamientos sobre la conducta de abuso sexual cometidos por el sacerdote Fernando Mart&iacute;nez Suarez comenzaron en el Instituto Cumbres de la ciudad de M&eacute;xico, donde al igual que en Canc&uacute;n hubo denuncias por estos motivos. Y por ello los Legionarios de Cristo no solo lo cambiaron de sede, sino que lo pusieron como director de una escuela, y cerca de las menores de edad.</span></span></span></p> <blockquote> <p style="margin: 0cm 0cm 8pt; text-align: justify;"><span style="font-size:16px;"><span style="line-height:107%"><span style="font-family:Calibri,sans-serif">La profesora Lorena Ribb&oacute;n admiti&oacute; que en ese momento de 1993 ella enfrentaba una situaci&oacute;n laboral al quererla separar de funciones, y es en ese lapso cuando en su hogar fue visitado por 2 menores de edad que estuvieron dispuestas a denunciar los abusos y bajos instintos del mencionado cura.</span></span></span></p> </blockquote> <p style="margin: 0cm 0cm 8pt; text-align: justify;"><span style="font-size:16px;"><span style="line-height:107%"><span style="font-family:Calibri,sans-serif">Tras la denuncia planteada por ni&ntilde;as que hab&iacute;an sido abusadas sexualmente, la profesora Lorena Ribb&oacute;n, que conoci&oacute; las versiones, hizo que las menores escribieran todo, con el compromiso que en tanto le contaban a sus pap&aacute;s todo quedar&iacute;a en corto. En tanto la docente, coment&oacute; que ella trataba por todos los medios de ser reinstalada en su empleo.</span></span></span></p> <h2 style="font-style:italic;"><span style="font-size:16px;"><span style="line-height:107%"><span style="font-family:Calibri,sans-serif">La profesora Ribb&oacute;n, refiri&oacute; que no fue la &uacute;nica docente del plantel que tuvo conocimiento de los abusos que comet&iacute;a el sacerdote de los Legionarios de Cristo, Fernando Mart&iacute;nez Suarez. Y asegura que algunas, como el caso de otra con el nombre de Aurora Morales, docente de la materia de Moral, eran quienes le llevaban a las ni&ntilde;as a la capilla o a la oficina del cura, donde presuntamente abusaban de las ni&ntilde;as y los menores.</span></span></span></h2>