Se resquebraja en Hidalgo el poder de Sosa Castelán

<p style="text-align: justify;"><strong>Noticias Canal 10.-&nbsp;</strong>La decisi&oacute;n de dos jueces federales de negar sendos amparos definitivos a Gerardo Sosa Castel&aacute;n, presidente del patronato de la Universidad Aut&oacute;noma del Estado de Hidalgo (UAEH), y al rector de la instituci&oacute;n, Adolfo Pontigo Loyola, <strong>por el presunto lavado de 156 millones de d&oacute;lares de las arcas universitarias en una investigaci&oacute;n a cargo de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que dirige Santiago Nieto, representa la primera gran confrontaci&oacute;n entre seguidores de la misma causa pol&iacute;tica en la era Morena en el gobierno.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Adem&aacute;s pone en evidencia los costos iniciales de las alianzas y <strong>el pragmatismo electoral de ese partido en los comicios del a&ntilde;o pasado.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Sosa Castel&aacute;n, l&iacute;der del Grupo Universidad &ndash;<strong>que controla esa instituci&oacute;n desde hace casi 40 a&ntilde;os, renunci&oacute; al PRI en febrero de 2018.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Meses antes a su dimisi&oacute;n entr&oacute; en contacto con Morena y ofreci&oacute; votos y recursos financieros. Entre otros, se reuni&oacute; entonces con la presidenta del partido, Yeidckol Polevnsky; con el hoy coordinador de Programas Integrales de Desarrollo, Gabriel Garc&iacute;a, y con Octavio Romero Oropeza, actual director de Petr&oacute;leos Mexicanos (Pemex). Y el 17 de febrero de 2018 lo hizo en Pachuca con el propio Andr&eacute;s Manuel L&oacute;pez Obrador.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Ganancia pol&iacute;tica</strong></p> <p style="text-align: justify;">Sus gestiones rindieron frutos. Aunque no obtuvo la posici&oacute;n senatorial que pretend&iacute;a,<strong> s&iacute; consigui&oacute; una gran tajada pol&iacute;tica para sus incondicionales: nueve curules en el Congreso de Hidalgo y dos en el federal.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Pasados los comicios, todo parec&iacute;a favorecer el &iacute;mpetu pol&iacute;tico de Gerardo Sosa</strong>, cuya obsesi&oacute;n, lo saben todos, es ser gobernador de Hidalgo.</p> <p style="text-align: justify;">Todav&iacute;a en enero pasado celebraba, en reuniones con sus m&aacute;s cercanos, el triunfo para su causa desde la plataforma de Morena, <strong>al tiempo que alentaba los conflictos pol&iacute;ticos desde el propio Congreso con el gobierno estatal del pri&iacute;sta Omar Fayad.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Pero un mes despu&eacute;s, el 26 de febrero, nubes de tormenta aparecieron en el horizonte.</p> <p style="text-align: justify;">La UIF revel&oacute; haber recibido un reporte&nbsp;<q>en el que se alert&oacute; de movimientos financieros inusuales en diferentes cuentas bancarias a nombre de una universidad estatal</q>&nbsp;con dep&oacute;sitos y transferencias provenientes de m&aacute;s de 22 pa&iacute;ses.</p> <p style="text-align: justify;">Aunque la cifra ha variado &ndash;hasta ubicarla en 156 millones de d&oacute;lares&ndash;, la oficina de Santiago Nieto, designado por L&oacute;pez Obrador desde la transici&oacute;n, inform&oacute; que&nbsp;<em><strong><q>el centro educativo recibi&oacute; alrededor de 150 millones de d&oacute;lares provenientes de cuentas bancarias ubicadas en Suiza</q>.</strong></em> Ante eso, bloque&oacute; esas cuentas, atendiendo&nbsp;<em><strong><q>la petici&oacute;n de una agencia internacional que ha solicitado colaboraci&oacute;n al respecto</q>.</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">Tres d&iacute;as despu&eacute;s &ndash;primero de marzo&ndash; se conoci&oacute; que se trataba de la UAEH. Y Nieto Castillo, al confirmarlo, precis&oacute; su obligaci&oacute;n de investigar el origen y destino de tales recursos, sin importar&nbsp;<em><strong><q>qui&eacute;n sea, si es una persona cercana a Morena o a cualquier otro partido pol&iacute;tico, (porque) no hay persecuci&oacute;n pol&iacute;tica bajo ninguna circunstancia</q>.</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">Al enterarse de la medida de la UIF, Pontigo demand&oacute; la suspensi&oacute;n contra el embargo en el juzgado segundo de distrito en Pachuca. Ped&iacute;a se le permitiera el libre manejo de las cuentas,&nbsp;<em><strong><q>siempre que no se encuentre demostrada la existencia de un cr&eacute;dito fiscal l&iacute;quido y exigible</q>.</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">Dicha petici&oacute;n le fue negada el pasado viernes 29 de marzo, aunque a&uacute;n puede interponer un recurso de revisi&oacute;n ante un tribunal federal.</p> <p style="text-align: justify;">Simult&aacute;neamente, en la Ciudad de M&eacute;xico Sosa Castel&aacute;n hab&iacute;a interpuesto uno de los llamados&nbsp;<strong><em><q>amparos buscadores</q></em></strong>&nbsp;para evitar ser privado de la libertad mientras se realizan las investigaciones de la UIF. La solicitud se present&oacute; ante el juzgado decimoprimero de distrito de amparo en materia penal y le fue negada el 28 de marzo. Tambi&eacute;n tiene a&uacute;n la posibilidad de impugnarla.</p> <p style="text-align: justify;">Sin embargo, el 15 de marzo Sosa Castel&aacute;n tramit&oacute; otro amparo ante un juzgado federal en Pachuca. <strong>Esto porque, seg&uacute;n su escrito, tres personas identificadas como agentes de la Polic&iacute;a Federal Ministerial intentaron detenerlo por la fuerza, el 8 de ese mes en la Ciudad de M&eacute;xico. Argument&oacute; entonces temer por su integridad f&iacute;sica y libertad,</strong> y que quienes intentaron detenerlo dijeron llevar una orden de aprehensi&oacute;n.</p> <p style="text-align: justify;">M&aacute;s all&aacute; de declararse ajeno a cualquier mal manejo de las finanzas universitarias, en una conferencia de prensa en San L&aacute;zaro el 7 de marzo &ndash;organizada por diputados hidalguenses de su grupo pol&iacute;tico&ndash; y en la comparecencia&nbsp;<q>a modo</q>&nbsp;en el Congreso de Hidalgo (s&oacute;lo ante legisladores afines a su causa) el 22 de marzo, <strong>a Sosa Castel&aacute;n le ha interesado sobre todo esgrimir razones pol&iacute;ticas en la acci&oacute;n de la UIF.</strong></p> <p style="text-align: justify;">En el diario&nbsp;<em>El Independiente</em>, propiedad de la UAEH, el 2 de marzo su editorial asegura que la investigaci&oacute;n&nbsp;<q>no es obra de la casualidad</q>&nbsp;y a&ntilde;ade que&nbsp;<em><strong><q>un grupo pol&iacute;tico poderoso est&aacute; muy molesto</q></strong></em>con la universidad &ldquo;y con quienes han estado atr&aacute;s de su ascenso durante los &uacute;ltimos a&ntilde;os.</p> <blockquote> <p style="text-align: justify;"><strong><q>&iquest;A qui&eacute;n le conviene detener el ascenso de la UAEH? &iquest;Qui&eacute;n cree que va a obtener los puntos que pierda la universidad como si fuera una operaci&oacute;n aritm&eacute;tica simple? Quien est&aacute; detr&aacute;s de esta estrategia, est&aacute; calculando mal</q></strong>, sostiene la publicaci&oacute;n.</p> </blockquote> <p style="text-align: justify;">A su vez, Pontigo, Sosa Castel&aacute;n y sus incondicionales no cesan de repetir que la acci&oacute;n de las autoridades es&nbsp;<em><strong><q>guerra sucia</q></strong></em>&nbsp;y que ni un solo peso de las cuentas bloqueadas es&nbsp;<em><strong><q>mal habido</q></strong></em>&nbsp;y que por tanto la UIF&nbsp;<strong><em><q>comete un error</q>.</em></strong></p> <p style="text-align: justify;">Sosa ha arg&uuml;ido:<em><strong>&nbsp;<q>La inversi&oacute;n se hizo en Credit Suisse; fue porque ofrec&iacute;a mejor inter&eacute;s y buscamos ganar m&aacute;s recursos en esos fondos; la instituci&oacute;n bancaria tiene una banca de segundo piso y esa manda los recursos a su sede en Suiza. Pero cuando HSBC nos ofrece m&aacute;s inter&eacute;s, ordenamos que los recursos que estaban en Credit Suisse se trasladen a HSBC. En la UIF confundieron traslado de dinero con lavado...</q></strong></em></p> <p style="text-align: justify;"><strong>El feudo de Sosa</strong></p> <p style="text-align: justify;">En Hidalgo, tierra legendaria de caciques, Gerardo Sosa act&uacute;a sin contrapesos donde por antonomasia debiera respirarse libertad creativa,<strong> de pensamiento y asociaci&oacute;n: la universidad estatal.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Presidente del patronato desde 2009,</strong> coron&oacute; su pretensi&oacute;n de mantenerse como autoridad universitaria &ndash;fue rector en el periodo 1991-1998&ndash; con las reformas a la Ley Org&aacute;nica de 2015.</p> <p style="text-align: justify;">Ese &oacute;rgano se encarga del manejo y disposici&oacute;n de las finanzas universitarias, <strong>pero aqu&iacute; nadie duda que &eacute;l detenta adem&aacute;s el control de todo cuanto ocurre en la instituci&oacute;n.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>De ese modo, la UAEH tiene dos autoridades del mismo nivel:</strong> Adolfo Pontigo y Gerardo Sosa.</p> <p style="text-align: justify;">Voceros de la UAEH as&iacute; lo precisan cuando excusan al rector de una solicitud de entrevista sobre la investigaci&oacute;n. Y aclaran:<em>&nbsp;<strong><q>eso corresponde s&oacute;lo al patronato</q>.</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">El control de Gerardo Sosa sobre el Consejo Universitario y la Junta de Gobierno, m&aacute;ximas instancias en la instituci&oacute;n, donde participan tambi&eacute;n los sindicatos acad&eacute;mico y de trabajadores y empleados, as&iacute; como las representaciones estudiantiles, llevan a muchos a asegurar:&nbsp;<em><strong><q>En la universidad no se mueve una escoba si Sosa Castel&aacute;n no lo determina</q>.</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">En 2015, el entonces gobernador Jos&eacute; Francisco Olvera (2011-2016) y quien como Sosa tambi&eacute;n fue l&iacute;der de la otrora poderosa Federaci&oacute;n de Estudiantes de la Universidad de Hidalgo,<strong> expidi&oacute; las reformas a la Ley Org&aacute;nica universitaria donde se otorga rango de autoridad al patronato.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Para afianzar la supremac&iacute;a de ese &oacute;rgano en la instituci&oacute;n, sus cinco integrantes son designados por tiempo indefinido, de manera honoraria y sin&nbsp;<em><strong><q>retribuci&oacute;n alguna</q>.</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">Para allegarse recursos m&aacute;s all&aacute; de los presupuestales, la UAEH tiene 21 empresas de diverso giro, todas ellas bajo control del patronato. <strong>Incluyen desde un peri&oacute;dico hasta un rancho productor de quesos kosher, gasolineras, centros comerciales, salones de fiesta, clubes deportivos y un hotel, entre otras.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><u>Hoy, el feudo de Sosa Castel&aacute;n en la universidad parece haber entrado en una pendiente irrefrenable, y precisamente desde el propio gobierno a cuyo partido estrat&eacute;gicamente se ali&oacute; en el verano de 2018.</u></p> <p style="text-align: justify;"><u>Ahora resta por conocerse el resultado de las pesquisas de las autoridades hacendarias</u>.</p> <p style="text-align: justify;"><u>Fuente: La Jornada.</u></p>