<p style="text-align: justify;"><strong>Canc&uacute;n, Q. Roo.-&nbsp;</strong>El desarrollo de apps en M&eacute;xico enfrenta una serie de limitaciones en su planificaci&oacute;n, formulaci&oacute;n y gesti&oacute;n que transforman en engorrosos y lentos los procesos de promoci&oacute;n de la inversi&oacute;n privada, los cuales se suman a los antiguos problemas para la ejecuci&oacute;n de los contratos tales como excesiva tramitolog&iacute;a.<br /> Hoy d&iacute;a las apps enfrentan limitaciones de car&aacute;cter pol&iacute;tico y legal que enturbian sus objetivos.</p> <p style="text-align: justify;">Cabe mencionar que las aplicaciones m&oacute;viles, mejor conocidas como apps son la principal interfaz de los usuarios con la econom&iacute;a digital, sin embargo en M&eacute;xico hay un d&eacute;ficit de desarrolladores de &eacute;stas.&nbsp; Las &#39;apps&#39; mexicanas representan m&aacute;s menos s&oacute;lo el 1.6% de las &#39;apps&#39; gratuitas, y 0.5% de las pagadas.</p>