UBER no quita el dedo para entrar en Quintana Roo

<p style="text-align: justify;"><strong>c&nbsp;</strong>Directivos de Uber M&eacute;xico anunciaron que se mantienen analizando el nuevo escenario legal en Quintana Roo con la entrada en vigor de la nueva Ley de Movilidad, pero insisten que de momento no existen condiciones para regresar reiniciar operaciones en Canc&uacute;n.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Aseguraron que se mantiene el compromiso de la empresa por trabajar a favor de brinda nuevas modalidades de transporte a los quintanarroenses y esperan encontrar la manera de poder no s&oacute;lo ofrecer opciones de movilidad, sino de convertirse en una fuente de trabajo para las miles de personas que durante algunos meses pudieron sumarse a la plataforma en Canc&uacute;n.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><u>Tambi&eacute;n insistieron en rechazar el requisito de que las unidades con las que opere Uber y otras plataformas digitales tengan un precio de m&iacute;nimo de 240,000 pesos. Sobre este respecto, Federico Ranero dijo en noviembre de 2017 que afectar&iacute;a al 22% de los socios al no poder comprobar que residen en Canc&uacute;n desde hace m&aacute;s de dos a&ntilde;os, pues el 40% eran desempleados y el 70% se integr&oacute; por primera vez a la econom&iacute;a formal, mientras que el 80% no podr&iacute;a cumplir con los veh&iacute;culos que establece la iniciativa, pues el costo de sus unidades oscila entre 150 mil y 180 mil pesos.</u></p>