¿El azúcar de las frutas igual de dañino que el de los caramelos?

<p></p> <p style="text-align: justify;">Si los vegetales son los reyes de la comida saludable, las frutas siempre han sido parte de la corte real: no tan importantes pero muy dignas de respeto.</p> <p style="text-align: justify;">Pero ahora que las gu&iacute;as de nutrici&oacute;n cada vez m&aacute;s&nbsp;advierten sobre los males de comer az&uacute;car, algunas personas se est&aacute;n cuestionando si las frutas deber&iacute;an seguir formando parte de una dieta saludable.</p> <p style="text-align: justify;">Alcanza con solo mirar Twitter para ver la confusi&oacute;n que se ha generado.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>"Mi instructor de pilates dice que la fruta est&aacute; llena de az&uacute;car y que una banana tiene la misma cantidad que una barra de Snickers"</strong>, dice una usuaria.</p> <p style="text-align: justify;">"El az&uacute;car en la fruta y en la comida procesada no son lo mismo", le asegura otra persona.</p> <p style="text-align: justify;">La nutricionista Lauri Wright, especialista en Salud P&uacute;blica y vocera de la Academia de Nutrici&oacute;n y Diet&eacute;tica de Florida, explica que -efectivamente-&nbsp;el az&uacute;car en la fruta y el az&uacute;car&nbsp;a&ntilde;adido&nbsp;no son la misma cosa.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>"Hay tanta confusi&oacute;n"</strong>, reconoce Wright, que considera que el problema comenz&oacute; "con el concepto de que&nbsp;todos los carbohidratos son malos, lo cual no es cierto".</p> <p style="text-align: justify;"><strong>"Los carbohidratos son necesarios como fuente de energ&iacute;a"</strong>, destaca.</p> <p style="text-align: justify;"><em><strong>Menos densos</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">Hay muchos tipos de az&uacute;car. La fruta tiene tres tipos: fructosa, glucosa y una combinaci&oacute;n de ambos que se llama sacarosa o "az&uacute;car de mesa".</p> <p style="text-align: justify;">Pero&nbsp;los az&uacute;cares en la fruta son menos densos&nbsp;que los de las golosinas, explica Elvira Isganaitis, una endocrin&oacute;loga pedi&aacute;trica del Centro de Diabetes Joslin e instructora de la Escuela de Medicina de Harvard, en Estados Unidos.</p> <p style="text-align: justify;">Esta diferencia es especialmente importante para las personas con diabetes, un desorden que interfiere con la regulaci&oacute;n del az&uacute;car en la sangre.</p> <p style="text-align: justify;">Cuando uno come algo dulce se elevan repentinamente los niveles de az&uacute;car en sangre.</p> <p style="text-align: justify;">Luego ese aumento se estabiliza y la cantidad de az&uacute;car en sangre vuelve a la normalidad.</p> <p style="text-align: justify;">La fruta tiende a causar un aumento m&aacute;s leve, explica Isganaitis.</p> <p style="text-align: justify;">Eso la hace menos peligrosa para los diab&eacute;ticos, que deben monitorear sus niveles de az&uacute;car en sangre.</p> <p style="text-align: justify;"><em><strong>Mejor para todos</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">Pero&nbsp;incluso si no tienes diabetes, el az&uacute;car en la fruta es una opci&oacute;n m&aacute;s saludable&nbsp;que la que viene de otras fuentes, asegura la nutricionista Wright.</p> <p style="text-align: justify;">Por ejemplo, una lata de gaseosa tiene unos 40 gramos de az&uacute;car. "&iquest;Qu&eacute; m&aacute;s obtienes?", pregunta la especialista. "No tiene prote&iacute;nas, no tiene minerales y no tiene fibra.&nbsp;Lo &uacute;nico que obtienes es az&uacute;car y calor&iacute;as", observa.</p> <p style="text-align: justify;">En cambio una porci&oacute;n de fruta no suele contener m&aacute;s de 20 gramos de az&uacute;car. Y adem&aacute;s tiene fibra y nutrientes como la vitamina C.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>"Obtienes mucho m&aacute;s", resalta Wright.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Por otra parte, la fibra y los niveles m&aacute;s bajos de az&uacute;car ayudan a que se reduzcan los picos de az&uacute;car en sangre.</p> <p style="text-align: justify;"><em><strong>Frutas secas, batidos y jugos</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">Sin embargo, los amantes de las frutas tienen que tener cuidado si comen frutas secas.</p> <p style="text-align: justify;">Seg&uacute;n Wright, estas&nbsp;tienden a tener m&aacute;s az&uacute;car&nbsp;porque son concentradas. La experta advierte en particular a quienes sufren de diabetes que controlen el consumo de este tipo de alimento. Tanto Wright como Isganaitis tambi&eacute;n&nbsp;advierten sobre los jugos y los batidos de frutas&nbsp;(o&nbsp;smoothies).</p> <p style="text-align: justify;">"Tengo un tema con los jugos de fruta porque muchas veces se venden como alimento saludable", se&ntilde;ala Isganaitis.</p> <p style="text-align: justify;">"Pero vienen con una&nbsp;gran dosis de glucosa y de calor&iacute;as", asegura.</p> <p style="text-align: justify;">Su consejo es que&nbsp;comamos la fruta entera&nbsp;y nos mantengamos alejados de las comidas procesadas, en especial aquellas que vienen endulzadas con jarabe de ma&iacute;z de alta fructuosa, jugo de manzana concentrado y productos similares.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Por su parte, Wright aconseja a los fan&aacute;ticos de los batidos que los preparen en su casa y les agreguen algunos vegetales.</strong></p> <p style="text-align: justify;">En tanto, la experta espera que todas las advertencias que circulan sobre el consumo de az&uacute;car no haga que la gente con diabetes deje de consumir fruta.</p> <p style="text-align: justify;">&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;">FUENTE EXTERNA.</p> <p>&nbsp;</p>