<p style="margin: 0in 0in 12.75pt; text-align: justify; line-height: 14.65pt; background-image: initial; background-position: initial; background-size: initial; background-repeat: initial; background-attachment: initial; background-origin: initial; background-clip: initial;"><span style="font-size: 10pt; font-family: Helvetica, sans-serif;">En agosto pasado, el 9 para ser m&aacute;s exactos, fue detenida <strong>LETICIA RODR&Iacute;GUEZ LARA. </strong>Una mujer a la que, como agente de la Polic&iacute;a Judicial Federal, el Estado capacit&oacute; y adiestr&oacute; para combatir a criminales, pero que en el camino se dio cuenta que era m&aacute;s redituable ser delincuente que polic&iacute;a y se pas&oacute; al bando contrario. <strong>Entonces dej&oacute; de ser solamente &ldquo;la Lety&rdquo; y como los barones de la droga a los que llaman &ldquo;Don&rdquo;, pas&oacute; a ser &ldquo;Do&ntilde;a&rdquo;. </strong>En principio s&oacute;lo era un narco m&aacute;s, a las &oacute;rdenes del jefe de la c&eacute;lula del C&aacute;rtel de Sinaloa en <strong>Quintana Roo</strong>. Pero las ambiciones de Leticia iban m&aacute;s all&aacute;. Creo su propia su organizaci&oacute;n y en poco tiempo desplaz&oacute; a su jefe asumiendo el liderazgo. <strong>Durante cinco a&ntilde;os dur&oacute; su reinado, casi lo mismo que el de Roberto Borge.</strong></span></p> <p style="margin: 0in 0in 12.75pt; text-align: justify; line-height: 14.65pt; background-image: initial; background-position: initial; background-size: initial; background-repeat: initial; background-attachment: initial; background-origin: initial; background-clip: initial; box-sizing: border-box;"><span style="font-size: 10pt; font-family: Helvetica, sans-serif;">Decenas de ejecuciones, levantones, secuestros, fueron el sello de su reinado. <strong>As&iacute;, se erigi&oacute; en la jefa del C&aacute;rtel de Canc&uacute;n. Su poder&iacute;o fue tal que tuvieron que unirse varios grupos criminales para combatirla, aunque al final su captura la hizo la Marina, en Puebla, donde estaba de paso.</strong></span></p> <p style="margin: 0in 0in 12.75pt; text-align: justify; line-height: 14.65pt; background-image: initial; background-position: initial; background-size: initial; background-repeat: initial; background-attachment: initial; background-origin: initial; background-clip: initial; box-sizing: border-box;"><span style="font-size: 10pt; font-family: Helvetica, sans-serif;">No hubo ning&uacute;n aviso para los gobiernos estatal y municipal, por aquello de las filtraciones. <strong>Antes hubo m&uacute;ltiples cateos y operativos para detener a la &ldquo;ilocalizable&rdquo; mujer, pero cuando llegaban las Fuerzas Federales ya no hab&iacute;a nadie.</strong> Leticia Rodr&iacute;guez, apodada tambi&eacute;n &ldquo;La 40&rdquo;, fue vecina de Borge Angulo en los exclusivos y suntuosos apartamentos de <strong>Puerto Canc&uacute;n</strong>, en la Torre Majoris<strong>. En el fraccionamiento Villa Magna, la ex agente ten&iacute;a como vecinos a familiares del ex gobernador</strong>. En Canc&uacute;n y Alfredo V. Bonfil, donde era su centro de operaciones, todos sab&iacute;an d&oacute;nde estaba, menos quienes deb&iacute;an capturarla. <strong>Era m&aacute;s que obvio el contubernio oficial.</strong> Pero la red de complicidades no se limitaba a polic&iacute;as estatales y municipales, se extend&iacute;a a niveles muy altos, por lo que se sab&iacute;a intocable, de ah&iacute; que el operativo de los infantes de Marina que culmin&oacute; con su aprehensi&oacute;n fue sin enterar a sus protectores<strong>. Recordemos que la detenci&oacute;n de su hijo, Jos&eacute; Rafael Zocsi Rodr&iacute;guez, &ldquo;El Dobber&rdquo;, el pasado 6 de julio, fue casual</strong>.</span></p> <p>&nbsp;</p> <p style="margin: 0in 0in 12.75pt; text-align: justify; line-height: 14.65pt; background-image: initial; background-position: initial; background-size: initial; background-repeat: initial; background-attachment: initial; background-origin: initial; background-clip: initial;"><span style="font-size: 10pt; font-family: Helvetica, sans-serif;">Fueron modestos elementos auxiliares que no estaban en la n&oacute;mina de &ldquo;Do&ntilde;a Lety&rdquo;, de lo contrario no lo hubieran detenido<strong>. Ahora bien &iquest;Borge no sab&iacute;a que gente tan cercana?; &iquest;&eacute;l, como su secretario particular y su jefe de escoltas, estaban al servicio de &ldquo;Do&ntilde;a Lety&rdquo;? Entonces no deber&iacute;a causar sorpresa que el lugar que fue cateado por la SEIDO la madrugada del lunes tenga relaci&oacute;n con Leticia Rodr&iacute;guez y mucho menos, nos debe sorprender que en dicho lugar tambi&eacute;n exista un nexo con el ex gobernador</strong>. Roberto Borge ya est&aacute; preso y, por mucho que trate de evitar su extradici&oacute;n, lo tendremos en M&eacute;xico. &ldquo;Do&ntilde;a Lety&rdquo;, su hijo y uno de sus principales colaboradores, tambi&eacute;n est&aacute;n tras las rejas y est&aacute;n vinculados a proceso<strong>. Pero &iquest;y la caterva de allegados al ex mandatario quintanarroense que tomaron parte lo mismo en el saqueo al estado, que en la colusi&oacute;n con narcos? &iquest;Nada? &iquest;O est&aacute;n a la espera de que llegue otro &ldquo;amigo&rdquo; para colarse nuevamente a la ubre gubernamental?</strong></span></p>