<p style="text-align: justify;">El partido gobernante en M&eacute;xico, el&nbsp;<strong>PRI,</strong>&nbsp;se encuentra tan mal en las encuestas que la mayor&iacute;a de su dirigencia acept&oacute; el domingo que por primera vez su candidato presidencial&nbsp;<strong>no sea un militante.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Sin embargo, frente su rezago en los sondeos debido a la&nbsp;<strong>violencia</strong>, la&nbsp;<strong>corrupci&oacute;n,</strong>&nbsp;la&nbsp;<strong>alta inflaci&oacute;n</strong>&nbsp;y un&nbsp;<strong>d&eacute;bil crecimiento econ&oacute;mico</strong>, esa fuerza pol&iacute;tica ha recurrido al <strong>exsecretario de Hacienda</strong>,&nbsp;<strong>Jos&eacute; Antonio Meade</strong>, que no es miembro del partido.</p> <p style="text-align: justify;">Ante la multitud reunida en la sede del&nbsp;<strong>PRI</strong>&nbsp;en la&nbsp;<strong>Ciudad de M&eacute;xico</strong>,&nbsp;<strong>Meade</strong>&nbsp;asumi&oacute; la l&iacute;nea del presidente <strong>Enrique Pe&ntilde;a Nieto</strong> de que la continuidad es la mejor apuesta.</p> <p style="text-align: justify;"><em><strong>&ldquo;No hay que demolerlo todo, no hay que cambiarlo todo, no hay que inventarlo todo&rdquo;</strong>, afirm&oacute;.</em></p> <p style="text-align: justify;">El exfuncionario recibi&oacute; el apoyo de la mayor&iacute;a de los dirigentes del partido durante un acto efectuado el domingo, en el que se registr&oacute; como aspirante a la <strong>candidatura presidencial del PRI </strong>para las elecciones de julio pr&oacute;ximo.</p> <p style="text-align: justify;">En lugar de distanciarse de las antiguas pr&aacute;cticas habituales del PRI, Meade las ha adoptado, <strong>como asistir a actos pol&iacute;ticos con dirigentes sindicales y campesinos de la vieja guardia y a otros en los que multitudes son acarreadas en autobuses.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Sin embargo, por el momento parece prometedora su condici&oacute;n de simpatizante, lo cual de entrada lo hace atractivo para el voto panista identificado con <strong>Meade</strong> por los a&ntilde;os que como funcionario p&uacute;blico sirvi&oacute; al <strong>PAN</strong> durante el sexenio de <strong>Felipe Calder&oacute;n Hinojosa;</strong> es el voto del panismo descontento con la actuaci&oacute;n de <strong>Ricardo Anaya </strong>y su pretendido agandalle de la <strong>candidatura presidencial</strong> de <strong>Acci&oacute;n Nacional.</strong></p> <p style="text-align: justify;">El PRI se convierte en el primer partido pol&iacute;tico con precandidato para las elecciones a la Presidencia de M&eacute;xico. Claro, de manera formal y dentro de los tiempos establecidos por la ley y el <strong>Instituto Nacional Electoral</strong> (<strong>INE</strong>).</p> <p style="text-align: justify;">Porque <strong>Morena</strong> desde que se constituy&oacute; como partido, tiene al abanderado: <strong>Andr&eacute;s Manuel L&oacute;pez Obrador</strong>; no hay ni habr&aacute; otro morenista que le dispute la candidatura presidencial.</p> <p style="text-align: justify;">Y una vez habiendo precandidato &uacute;nico, que implica el anuncio del candidato &uacute;nico, en el<strong> PRI</strong> vendr&aacute;n en cascada los destapes y precandidaturas al<strong> Senado de la Rep&uacute;blica</strong> y diputaciones federales, y ya no falta mucho.</p> <p style="text-align: justify;">Tales posiciones que seguramente ser&aacute;n decididas entre el presidente <strong>Enrique Pe&ntilde;a Nieto</strong>, el precandidato presidencial y los gobernadores de las entidades federativas donde <strong>gobierna el PRI</strong>; donde no, solo decidir&aacute;n los dos primeros, tomando en cuenta la opini&oacute;n de los comit&eacute;s estatales.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Si el PRI pierde las elecciones del 2018, ser&aacute;n por lo menos dos sexenios fuera de Los Pinos.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Y los priistas ya vivieron la experiencia 12 a&ntilde;os seguidos, en que gobern&oacute; el PAN.</p> <p style="text-align: justify;">Evidentemente, aunque Meade no sea militante, seguramente har&aacute; el compromiso que,<strong> de ganar los pr&oacute;ximos comicios presidenciales, gobernar&aacute; con priistas en su mayor&iacute;a.</strong></p>