<p><span style="font-family: 'Droid Sans', Oswald, 'Helvetica Neue', Helvetica, Helvetica, Arial, sans-serif; font-size: 13px; text-align: justify;"><em><strong>En sus primeros a&ntilde;os de creaci&oacute;n, &mdash;y considerada como una instituci&oacute;n estrella del gobierno federal&mdash;, la divisi&oacute;n Gendarmer&iacute;a de la Polic&iacute;a Federal no ha dado resultados tangibles contra la inseguridad y el crimen.</strong></em> Su participaci&oacute;n en operativos no garantiza que disminuyeran los delitos, e incluso en 50% de las entidades donde fueron enviados sus elementos, <em><strong>aument&oacute; la violencia (como es el caso de Canc&uacute;n).</strong></em> As&iacute; lo determin&oacute; la Auditor&iacute;a Superior de la Federaci&oacute;n en su expediente 15-5-04L00-07-0018, dentro de la revisi&oacute;n de la Cuenta P&uacute;blica 2015, referente a la Gendarmer&iacute;a Nacional. La ASF explic&oacute; que en el 2015 los elementos de la Gendarmer&iacute;a fueron enviados a 75 operativos en 16 de las 32 entidades de la Rep&uacute;blica.; en ocho disminuy&oacute; la violencia y en los otros ocho aumentaron los delitos, se determin&oacute; que en los restantes 16 estados donde la Gendarmer&iacute;a no particip&oacute; en operativos, el n&uacute;mero de delitos descendi&oacute; o aument&oacute;, por lo que no fue clara la importancia de los operativos de la divisi&oacute;n de la Polic&iacute;a Federal, creada el 22 de agosto del 2014.Lo anterior implic&oacute; que la disminuci&oacute;n en la incidencia delictiva de alto impacto no fue atribuible a la intervenci&oacute;n de la Divisi&oacute;n de Gendarmer&iacute;a.</span></p> <p><br style="box-sizing: border-box; font-family: 'Droid Sans', Oswald, 'Helvetica Neue', Helvetica, Helvetica, Arial, sans-serif; font-size: 13px; text-align: justify;" /><span style="font-family: 'Droid Sans', Oswald, 'Helvetica Neue', Helvetica, Helvetica, Arial, sans-serif; font-size: 13px; text-align: justify;"><strong>La Gendarmer&iacute;a es un remedo de la Polic&iacute;a Federal que no ha podido construirse y est&aacute; destinada, de mantenerse la tendencia actual, a desaparecer</strong>. Su promoci&oacute;n, si por m&eacute;ritos se analiza, no tendr&iacute;a ninguna justificaci&oacute;n. Se entiende m&aacute;s en una l&oacute;gica de poder dentro del gabinete del presidente Enrique Pe&ntilde;a Nieto, o compromisos entre sus colaboradores, que un intento por elevar la capacidad operativa de la Polic&iacute;a Federal y fortalecer los protocolos del uso leg&iacute;timo de la fuerza. Hay que recordar que el actual comisionado de la Polic&iacute;a Federal Manelich Castilla Cravioto fue encargado de esta divisi&oacute;n, Manelich Castilla cuyo curr&iacute;culo oficial no refleja con precisi&oacute;n su capacitaci&oacute;n en el &aacute;rea de su competencia, donde presume haber sido entrenado por la Polic&iacute;a Nacional de Colombia, cuando en realidad s&oacute;lo estuvo en un taller de tres d&iacute;as a Bogot&aacute;. Su experiencia policial realmente viene desde 2009, cuando C&aacute;rdenas Palomino lo reclut&oacute; de la Fundaci&oacute;n Telmex, donde hac&iacute;a trabajo jur&iacute;dico, y su falta de conocimiento en la materia policial ha llevado a varios de los m&aacute;s grandes descalabros en las fuerzas federales. Hoy por hoy la gendarmer&iacute;a es un cuerpo adicional a la Polic&iacute;a Federal que lo &uacute;nico que ha sido, hasta ahora, es un enga&ntilde;o para los mexicanos.</span></p>