<p>El <em><strong>narcotr&aacute;fico produce costos en el agregado de la sociedad, lo cual no impide que tambi&eacute;n genere beneficios para algunos segmentos, como lo son los medios de comunicaci&oacute;n,</strong> </em>demostrado que tiene un alto grado de poder sobre estos, la representaci&oacute;n de la muerte en las redes del narcotr&aacute;fico ya no se refiere al acto mismo de matar, sino a la forma en que el acto se convierte en discurso a trav&eacute;s de los medios de comunicaci&oacute;n.</p> <p><br /><strong>Cada vez que colocan un mensaje junto al cad&aacute;ver de un ejecutado, cuando hacen advertencias con el caracter&iacute;stico sello de violencia de alg&uacute;n C&aacute;rtel, con alg&uacute;n crimen o alg&uacute;n hecho violento, las organizaciones de delincuentes buscan exhibirse.</strong><br />Con estos hechos, los criminales tratan de intimidar a sus adversarios, a sicarios, a sus competencias y buscan reafirmarse a s&iacute; mismos dentro de sus c&oacute;digos de comportamiento, pero sobre todo intentan generar un clima de aprensi&oacute;n en la sociedad, crear miedo. Y en esa afanosa tarea a veces encuentran la desprevenida colaboraci&oacute;n de los medios de comunicaci&oacute;n.</p> <p><br /><em><strong>En vista de que en M&eacute;xico hay muchos reporteros idealistas, que, en efecto, sue&ntilde;an con que un d&iacute;a las cosas cambien, no saben que, dentro de los medios de comunicaci&oacute;n, se encuentran los llamados &ldquo;informantes&rdquo;, agentes encubiertos o esp&iacute;as de doble cara, que se mezclan entre ellos para obtener informaci&oacute;n, la cual, surge en el momento preciso y necesario.</strong></em></p> <p><br /><em><strong>Bajo el lema de &ldquo;plata o plomo&rdquo; acu&ntilde;ado y hecho famoso primero por el fundador del C&aacute;rtel de Medell&iacute;n, Pablo Escobar, y tomado como propio alg&uacute;n tiempo despu&eacute;s, por el narcotraficante mexicano Pablo Acosta</strong></em> que operaba principalmente en Chihuahua y Durango, es utilizado de manera diferida, como un lenguaje universal en el medio de las drogas, amenazan e infunden terror y algunas veces, llegan al precio, y es obvio que, entre plata y plomo, lo sugerido es, la plata. Los medios de comunicaci&oacute;n difunden los hechos porque son noticia, les dar&aacute;n la nota del d&iacute;a, de la semana, tal vez del mes, en muchas ocasiones la publicaci&oacute;n de estas <em><strong>&ldquo;noticias&rdquo;, le permite a la sociedad conocer y apreciar m&aacute;s de cerca las dimensiones que ha alcanzado el crimen organizado.</strong></em> Pero esta difusi&oacute;n reiterada y dada al lector de la manera m&aacute;s irresponsable, especialmente cuando se publican im&aacute;genes de los cr&iacute;menes, puede crear un efecto negativo en el lector, como dec&iacute;a &Aacute;lvaro Obreg&oacute;n: &ldquo;Mientras m&aacute;s matas m&aacute;s gobiernas&rdquo;, seguramente este es el lema que siguen al pie de la letra los sicarios que tras las sombras de las autoridades se respaldan para seguir sembrando terror, para seguir con una perfecta carrera en el mundo del narcotr&aacute;fico.</p>