Los partidos políticos en el ocaso por Irma Ribbon

<p style="box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 17px; padding: 0px; font-size: 13px; direction: ltr; font-family: 'Droid Sans', Oswald, 'Helvetica Neue', Helvetica, Helvetica, Arial, sans-serif; line-height: 19.5px; text-align: justify;">Los partidos pol&iacute;ticos alrededor del mundo est&aacute;n heridos de muerte y pareciera que no hay marcha atr&aacute;s. Este tipo de organizaciones jer&aacute;rquicas han sufrido fuertes sacudidas a consecuencia de las nuevas tecnolog&iacute;as y din&aacute;micas sociales propias de nuestros tiempos y, sobre todo, a su falta de coherencia y eficiencia en su actuar pol&iacute;tico.</p> <p style="box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 17px; padding: 0px; font-size: 13px; direction: ltr; font-family: 'Droid Sans', Oswald, 'Helvetica Neue', Helvetica, Helvetica, Arial, sans-serif; line-height: 19.5px; text-align: justify;">Casos como el de Estados Unidos en el que Trump lleg&oacute; a la presidencia utilizando la plataforma republicana con propuestas y m&eacute;todos totalmente alejados a su tradici&oacute;n como partido, o la m&aacute;s reciente victoria del independiente Macron en Francia sobre todos los partidos tradicionales nos demuestran que el hartazgo y el cansancio ciudadano hacia los partidos es una tendencia global.</p> <p style="box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 17px; padding: 0px; font-size: 13px; direction: ltr; font-family: 'Droid Sans', Oswald, 'Helvetica Neue', Helvetica, Helvetica, Arial, sans-serif; line-height: 19.5px; text-align: justify;">Sin importar bajo qu&eacute; ideolog&iacute;a fueron fundados o qu&eacute; tipo de pol&iacute;ticas se jacten de defender, en la pr&aacute;ctica los partidos tienden a convertirse en semilleros de corrupci&oacute;n y lambisconer&iacute;a, en el que generalmente son aquellos que menos escr&uacute;pulos tienen quienes llegan a sobresalir.</p> <p style="box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 17px; padding: 0px; font-size: 13px; direction: ltr; font-family: 'Droid Sans', Oswald, 'Helvetica Neue', Helvetica, Helvetica, Arial, sans-serif; line-height: 19.5px; text-align: justify;">En M&eacute;xico, quiz&aacute; lo m&aacute;s doloroso de todo para el ciudadano com&uacute;n y corriente, es que somos nosotros mismos quienes financiamos sus m&iacute;tines y asambleas fantasma a trav&eacute;s de nuestros impuestos. Contrario a lo que sucede en Estados Unidos, donde son los miembros afiliados y simpatizantes quienes financian a los partidos, en M&eacute;xico es el Estado el que garantiza su financiamiento.</p> <p style="box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 17px; padding: 0px; font-size: 13px; direction: ltr; font-family: 'Droid Sans', Oswald, 'Helvetica Neue', Helvetica, Helvetica, Arial, sans-serif; line-height: 19.5px; text-align: justify;">La asignaci&oacute;n presupuestal por decreto a los partidos pol&iacute;ticos surgi&oacute; como una medida para supuestamente garantizar igualdad de condiciones en las contiendas pol&iacute;ticas, pero, como toda regulaci&oacute;n , esta medida no alcanz&oacute; a prever sus verdaderas consecuencias; esto vuelve a los partidos en excelentes negocios y botines pol&iacute;ticos en los que perder elecciones, enga&ntilde;ar a una parte del electorado, pactar con rivales ideol&oacute;gicos, pasar desapercibidos y no hacer nada (literalmente) son generadores de utilidades para sus corruptos dirigentes.</p> <p style="box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 17px; padding: 0px; font-size: 13px; direction: ltr; font-family: 'Droid Sans', Oswald, 'Helvetica Neue', Helvetica, Helvetica, Arial, sans-serif; line-height: 19.5px; text-align: justify;">Por si lo anterior fuera poco, tenemos una serie de partidos que no representan ninguna verdadera contraposici&oacute;n ideol&oacute;gica de fondo. Es decir, si bien existen ciertos matices en cuanto a sus agendas pol&iacute;ticas, al final todos se auto-conciben como un grupo de &ldquo;salvadores del pueblo&rdquo; que necesitan hacer uso de la maquinaria estatal para lograr sus objetivos de &ldquo;bienestar social&rdquo;. En M&eacute;xico tenemos como principales partidos a organizaciones que no terminan por representar ninguna alternativa realmente ciudadana.</p>