<p>&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Playa del Carmen, Q. Roo.-</strong> Ese placentero regalo de dejarse consentir por manos expertas a la orilla de la Playa, d&aacute;ndose un masajito con las terapeutas que ofrecen este servicio, est&aacute; por sucumbir ente los embates del sargazo.</p> <p style="text-align: justify;">Explic&oacute; en medio de las mesas de masaje vac&iacute;as, que antes luc&iacute;an llenas de turistas &aacute;vidos de relajarse, <strong>Sheila Montoya,</strong> que, no sin pesar, inform&oacute; que as&iacute; como estuvieron las cosas puede considerarse que para las masajistas, la Semana Santa fue una temporada perdida</p> <p style="text-align: justify;">Y es que, coment&oacute; la terapeuta, ni las promociones que estuvieron ofreciendo pudieron atraer al turista ahuyentado por los malos olores del sargazo descompuesto, lo que ha venido abaratando el antes rentable servicio de masaje.</p> <p style="text-align: justify;">Lament&oacute; que personal de gobierno encargado de limpiar la costa, esta Semana Santa, no dio el ancho porque era poco y limpiaba menos.</p>