¡Alerta! Paleta Tutsi Pop entre los dulces mexicanos con alta concentración de plomo

<p>Un estudio del&nbsp;Instituto Nacional de Salud P&uacute;blica&nbsp;<strong>(INSP)</strong> revel&oacute; algunos de los dulces mexicanos m&aacute;s consumidos en el pa&iacute;s contienen altas&nbsp;concentraciones de plomo, una situaci&oacute;n que afecta la salud y&nbsp;el neurodesarrollo&nbsp;de los ni&ntilde;os que los consumen.</p> <p><strong>Son 20 los productos que presentan niveles de plomo por encima de los permisibles por la&nbsp;Administraci&oacute;n de Alimentos y Medicamentos&nbsp;(FDA, por sus siglas en ingl&eacute;s) de Estados Unidos, el cual corresponde a 0.1 partes por mill&oacute;n (ppm).</strong></p> <p><strong>Entre ellos est&aacute;n: Rockaleta Diablo (0.70 ppm), Tamarindo (0.37 ppm), Ricaleta Chamoy (0.19 ppm), Tutsi Pop (0.13 ppm) e Indy Marimbas (0.22 ppm) detalla el art&iacute;culo llamado "Lead in candy consumed and blood lead levels of children living in Mexico City".</strong></p> <p>La doctora Marcela Tamayo y Ortiz, especialista en epidemiolog&iacute;a ambiental y ocupacional del Centro de Investigaci&oacute;n en Nutrici&oacute;n y Salud del Instituto, coment&oacute; que tras varios a&ntilde;os de trabajo los resultados fueron publicados en 2016 en la revista Environmental Research.</p> <p>Los primeros antecedentes surgieron en los a&ntilde;os 90 y principios de 2000.</p> <p><strong>Para este estudio, los investigadores preguntaron a madres y ni&ntilde;os los dulces que hab&iacute;an consumido en la &uacute;ltima semana por medio de un cuestionario; se midieron las concentraciones de plomo en muestras de diferentes marcas de dulces de consumo frecuente en los participantes.</strong></p> <p><iframe class="giphy-embed" src="https://giphy.com/embed/zxym4JAkqSjAc" width="480" height="480" frameborder="0" allowfullscreen=""></iframe></p> <p><a href="https://giphy.com/gifs/candy-effects-cotton-zxym4JAkqSjAc">via GIPHY</a></p> <p><strong>La Organizaci&oacute;n Mundial de la Salud (OMS) se&ntilde;al&oacute; que una vez dentro del cuerpo, el plomo se distribuye hasta alcanzar el cerebro, h&iacute;gado, ri&ntilde;ones y se deposita en huesos y dientes, aunque no muestra efectos de manera inmediata.</strong></p> <p>La entrevista fue dada a la Agencia Informativa Conacyt, que apunt&oacute; que el metal t&oacute;xico tambi&eacute;n afecta al coeficiente intelectual (CI).</p> <p>Con informaci&oacute;n de Reforma</p>