<p style="text-align: justify;"><b>Canc&uacute;n, Q. Roo.-&nbsp;</b>Han pasado 13 a&ntilde;os del paso del hurac&aacute;n Wilma, y este domingo se cumple un aniversario <strong>m&aacute;s del impacto de uno de los fen&oacute;menos que dej&oacute; huellas imborrables en la memoria de los cancunenses.</strong></p> <p style="text-align: justify;">M&aacute;s de 70 horas con fuertes vientos de 280 kil&oacute;metros por hora, y el desbordamiento de la laguna Nichupte,<strong> as&iacute; como las fuertes olas da&ntilde;aron mucho la infraestructura de hoteles, con da&ntilde;os superiores a los 22 mil millones de d&oacute;lares.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Miles de visitantes quedaron sin posibilidad de volver a tiempo a sus lugares de origen, por lo que fue necesario habilitar refugios, <strong>como fue el caso del gimnacio Kuchil Baxal, donde se gestaron historias para recordar la madrugada del 21 de octubre, del a&ntilde;o 2005.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Adem&aacute;s del impacto en la zona tur&iacute;stica, fue necesario que la polic&iacute;a municipal interviniera para la detenci&oacute;n de unas 300 personas <strong>que realizaron diversos actos de rapi&ntilde;a en supermercados, y en otros comercios donde aprovecharon la contingencia para robar.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><u>No obstante el tama&ntilde;o de la situaci&oacute;n por la emergencia, en Canc&uacute;n solo una persona fue reportada como fallecida, lo que mostr&oacute; el tama&ntilde;o de la cultura antihuracanes de la poblaci&oacute;n, que supo enfrentar con sus autoridades el impacto que gener&oacute; el paso del hurac&aacute;n Wilma.</u></p>