Demócratas ganan la Cámara baja y republicanos conservan el Senado

<p style="text-align: justify;"><strong>Noticias Canal 10.-&nbsp;Nueva York.- </strong>Lo que parece ser una ola de votaci&oacute;n sin precedente en una elecci&oacute;n intermedia result&oacute; en una derrota parcial del r&eacute;gimen de Donald Trump:<strong> los dem&oacute;cratas conquistaron la C&aacute;mara de Representantes, mientras los republicanos mantendr&aacute;n el control del Senado.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Pero no apareci&oacute; la gran<em><strong>&nbsp;<q>ola azul</q></strong></em>dem&oacute;crata que muchos esperaban y deseaban, y a pesar de que ganaron la C&aacute;mara baja, esta elecci&oacute;n no registr&oacute; el repudio abrumador hacia Trump y su agenda que muchos opositores deseaban. <strong>Tan fue as&iacute; que los republicanos estaban por ampliar su mayor&iacute;a en el Senado.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Sin embargo, para la masiva coalici&oacute;n de mujeres, j&oacute;venes y minor&iacute;as que se han movilizado durante estos dos a&ntilde;os en repudio a Trump y su agenda, fue un triunfo urgente y para no pocos,<strong> el inicio del rescate del pa&iacute;s de una amenaza calificada de neofascista y marcada por la violencia ultraderechista.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Para los republicanos, retener el Senado y derrotar candidaturas de muy alto perfil como la del dem&oacute;crata Beto O&rsquo;Rourke,<strong> que amenazaba con sacudir el mapa pol&iacute;tico nacional en caso de triunfar sobre Ted Cruz en Texas,</strong> evitaron su peor pesadilla, pero a cambio quedaron a&uacute;n m&aacute;s subordinados que nunca a su l&iacute;der en la Casa Blanca.</p> <p style="text-align: justify;">Desde hace unos d&iacute;as Trump rehus&oacute; asumir alguna responsabilidad por la derrota en la C&aacute;mara de Representantes ante los pron&oacute;sticos, pero se espera que tomar&aacute; el cr&eacute;dito por el triunfo republicano en el Senado y en algunas gubernaturas. <strong>Pero seguro no mencionar&aacute; a su gran aliado antimigrante Kris Kobach, quien sufri&oacute; una derrota grave en su besqueda por ser gobernador de Kansas,</strong> mientras otro conservador, Scott Walker, iba perdiendo su gubernatura en Wisconsin.</p> <blockquote> <p style="text-align: justify;"><strong><q>Tremendo &eacute;xito esta noche. &iexcl;Gracias a todos!</q></strong>, tuite&oacute; Trump.</p> </blockquote> <p style="text-align: justify;">Adem&aacute;s de las 435 curules de la c&aacute;mara baja y 35 esca&ntilde;os de los 100 del Senado que estuvieron en juego este martes, tambi&eacute;n hubo elecciones para 36 gubernaturas. Las m&aacute;s importantes en esta elecci&oacute;n por su impacto nacional son las de Florida, donde el&nbsp;<strong><q>soldado leal</q>&nbsp;a Trump, Ron DeSantis, gan&oacute; al dem&oacute;crata Andrew Gillum para tomar control del tercer estado m&aacute;s grande del pa&iacute;s</strong>, siempre clave en elecciones nacionales, y Georgia donde se prev&eacute; una disputa alargada.</p> <p style="text-align: justify;">A la vez se votaron una serie de iniciativas ciudadanas en varios estados, entre ellas la despenalizaci&oacute;n de la mariguana. Michigan aprob&oacute; legalizar la yerba, convirti&eacute;ndose en el d&eacute;cimo estado en hacerlo, mientras a&uacute;n se esperan resultados de Dakota del Norte para lo mismo. <strong>Missouri aprob&oacute; legalizar la&nbsp;<em>cannabis</em>&nbsp;para usos medicinales, y se esperaban resultados en Utah en igual sentido.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Esta fue tambi&eacute;n una elecci&oacute;n de diversidades. En Georgia, Stacey Abrams a&uacute;n estaba a la espera de saber si ser&aacute; la primera gobernadora afroestadunidense del pa&iacute;s</strong>, mientras Jared Polis, de Colorado, ser&aacute; el primer gobernador abiertamente gay. Por otro lado, una refugiada somal&iacute; y una hija de inmigrantes palestinos ser&aacute;n las primeras musulmanas en el Congreso, mientras estaba por determinarse la posibilidad de la primera gobernadora ind&iacute;gena en Idaho, y la primera ind&iacute;gena en el Congreso de Nuevo M&eacute;xico.</p> <p style="text-align: justify;">En Nueva York, Alexandra Ocasio Cortez ,<em><strong><q>socialista democr&aacute;tica</q>,</strong></em> ser&aacute; la representante m&aacute;s joven en el Congreso. Jes&uacute;s&nbsp;<em>Chuy&nbsp;</em>Garc&iacute;a, de origen mexicano, se sumar&aacute; a las fuerzas progresistas dem&oacute;cratas y defensoras de inmigrantes en el Congreso.</p> <p style="text-align: justify;">Seg&uacute;n encuestas preliminares del&nbsp;<em>Washington Post</em>,<strong> los dos factores m&aacute;s importantes citados por votantes al emitir sus sufragios fueron Trump</strong> (en una elecci&oacute;n no presidencial) y la salud, seguidos por la econom&iacute;a y la migraci&oacute;n.</p> <p style="text-align: justify;"><strong>Irregularidades</strong></p> <p style="text-align: justify;">M&aacute;s de 10 mil quejas se hab&iacute;an reportado s&oacute;lo esta ma&ntilde;ana, y se acumularon miles m&aacute;s a lo largo del d&iacute;a<strong> &ndash;superando por mucho a cualquier elecci&oacute;n intermedia anterior&ndash;</strong> por m&aacute;quinas electorales descompuestas, boletas y registros rechazados y maniobras ilegales para negar o suprimir el voto.</p> <p style="text-align: justify;">De hecho, la Uni&oacute;n Americana de Libertades Civiles (ACLU) <strong>solicit&oacute; al p&uacute;blico denunciar cualquier abuso o intimidaci&oacute;n de fuerzas de seguridad p&uacute;blica en las casillas con el pretexto de proteger la integridad del voto</strong>, tal como amenaz&oacute; el propio presidente cuando emiti&oacute; un tuit alertando que&nbsp;<q>las autoridades han sido notificadas firmemente de vigilar de cerca cualquier intento de voto ilegal en la elecci&oacute;n del martes</q>. El fraude electoral de votantes es casi inexistente.</p> <p style="text-align: justify;">Entre las quejas en varios estados &ndash;<strong>incluso muchos con larga historia para suprimir el voto de minor&iacute;as y pobres, como Georgia, Texas y Carolina del Norte&ndash;</strong> se reportaron demoras de horas por m&aacute;quinas descompuestas o que cambiaban el voto emitido para un candidato a su opositor y casillas que no abrieron a tiempo.</p> <p style="text-align: justify;">En Dakota del Norte a algunos ind&iacute;genas no se les permiti&oacute; votar porque encargados <strong>de casillas rechazaron sus credenciales de identidad emitidas por autoridades ind&iacute;genas.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><u>En Estados Unidos no hay una infraestructura ni leyes uniformes nacionales sobre el proceso electoral, cada estado tiene sus propias normas, maquinaria y autoridades, lo cual ha generado cada vez m&aacute;s disputas al comprobarse que en este a pa&iacute;s no se cuentan todos los votos, ni todos los votos necesariamente cuentan.</u></p> <p style="text-align: justify;"><u>Fuente: La Jornada.</u></p>