Nuevo embajador de EU en México, sin experiencia diplomática

<p style="text-align: justify;"><strong>Noticias Canal 10.-&nbsp;</strong>Christopher Landau fue ratificado por el Senado de Estados Unidos como el pr&oacute;ximo embajador del r&eacute;gimen de Donald Trump en M&eacute;xico, <strong>ocupando un puesto que ha quedado vacante 15 meses durante uno de los periodos m&aacute;s vol&aacute;tiles y conflictivos en la historia de la relaci&oacute;n bilateral.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Landau, un reconocido abogado en Washington, tiene nula experiencia diplom&aacute;tica. </strong>Sin embargo, como hijo de un diplom&aacute;tico estadunidense distinguido ha vivido amplios periodos en el extranjero -naci&oacute; en Espa&ntilde;a y vivi&oacute; en Am&eacute;rica Latina donde su padre fue embajador en Chile, Paraguay y Venezuela.</p> <p style="text-align: justify;">Afirma que habla espa&ntilde;ol y franc&eacute;s con fluidez y estudio Am&eacute;rica Latina durante su licenciatura en la Universidad de Harvard, <strong>de donde posteriormente egres&oacute; de su escuela de leyes.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Landau, de 55 a&ntilde;os de edad, es un abogado constitucionalista y experto en apelaciones, socio del bufete Quinn Emanuel Urquhart &amp; Sullivan. Ha encabezado casos ante la Suprema Corte de Estados Unidos como tambi&eacute;n litigios internacionales. Afirm&oacute;, en sus comparecencias ante el Senado, que su carrera como abogado le brind&oacute; un <em><strong>&ldquo;profundo respeto por el imperio de la ley, por la importancia de resolver disputas de una manera civil, y por la dignidad del individuo&rdquo; y que como embajador &ldquo;llevar&eacute; estas pasiones a mi trabajo en M&eacute;xico&rdquo;.</strong></em></p> <p style="text-align: justify;">Antes de su trabajo en el sector privado,<strong> Landau fue asistente legal a principios de los noventa para dos de los jueces federales m&aacute;s conservadores de la Suprema Corte</strong>, el fallecido Antonin Scalia y el a&uacute;n activo Clarence Thomas.</p> <p style="text-align: justify;">Insisti&oacute;, en sus comparecencias en mayo, que se enfocar&aacute; como embajador en<em><strong> &ldquo;asegurar el imperio de ley en la frontera&rdquo; </strong></em>de una manera conjunta con M&eacute;xico, el combate al narcotr&aacute;fico, y la relaci&oacute;n econ&oacute;mica bilateral incluyendo la aprobaci&oacute;n del nuevo acuerdo de libre comercio.</p> <p style="text-align: justify;">Landau llegar&aacute; a M&eacute;xico no solo sin experiencia diplom&aacute;tica sino sin conocimiento particular de M&eacute;xico, en contraste marcado con su antecesora, la embajadora Roberta Jacobson -una de las diplom&aacute;ticas estadunidenses m&aacute;s experimentadas en el hemisferio y quien fue secretaria asistente de Estado para el Hemisferio Occidental antes de ser enviada a M&eacute;xico,<strong> una de las funcionarias claves en en proceso de normalizaci&oacute;n de relaciones con Cuba y como embajadora ampliamente respetada por su conocimiento de, y cari&ntilde;o por, M&eacute;xico.</strong></p> <p style="text-align: justify;">Jacobson, nombrada al puesto por Barack Obama en los &uacute;ltimos meses de su mandato, renunci&oacute; en mayo de 2018, y<strong> muchos interpretaron su decisi&oacute;n como parte del &eacute;xodo de altos diplom&aacute;ticos que provoc&oacute; la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><strong>Landau de inmediato tendr&aacute; que abordar el caos diplom&aacute;tico provocado por su jefe en la Casa Blanca</strong>, sobre todo en torno al uso del tema migratorio y la fabricada &ldquo;crisis fronteriza&rdquo; para maniobras pol&iacute;tico electorales de Trump que en los &uacute;ltimos meses deton&oacute; una de las peores crisis diplom&aacute;ticas bilaterales con M&eacute;xico en d&eacute;cadas.</p> <p style="text-align: justify;">En sus comparecencias ante el Senado durante sus audiencias para su ratificaci&oacute;n, enfatiz&oacute; que sus padres fueron inmigrantes.<strong> Cont&oacute; c&oacute;mo su padre huy&oacute; de Austria a Colombia poco antes de la ocupaci&oacute;n nazi, y elogi&oacute; c&oacute;mo Estados Unidos, como ning&uacute;n otro pa&iacute;s, otorg&oacute; la oportunidad a inmigrantes como sus padres de llegar tan lejos, incluyendo embajadores.</strong></p> <p style="text-align: justify;"><u>Su padre, George Landau, quien fue un diplom&aacute;tico con gran influencia en definir la pol&iacute;tica estadunidense en Am&eacute;rica Latina. Inici&oacute; su carrera diplom&aacute;tica como agregado comercial de la embajada estadunidense en Uruguay y form&oacute; parte de la delegaci&oacute;n que cre&oacute; la Alianza para el Progreso en los sesenta. Posteriormente fue funcionario en la embajada en Madrid entre 1962 a 1965, y despues ocup&oacute; puestos en el Departamento de Estado en Washington. Fue embajador de Estados Unidos en Paraguay entre 1972 a 1977, en Chile de 1977 a 1982 y en Venezuela de 1982 a 1985.</u></p> <p style="text-align: justify;"><u>Fuente: La Jornada.</u></p>